Creemos que, teniendo en cuenta las herramientas y habilidades necesarias para competir en el siglo 21, los niños de escasos recursos pueden desempeñarse igual de bien como los graduados de las mejores escuelas del mundo.
La fundación se ha dedicado a la creación de un modelo educativo que pueda ser replicado para que los estudiantes de primaria y secundaria en Colombia y en otros lugares, sin importar su raza, género o situación económica, puedan competir a nivel mundial y hacer una contribución positiva al mundo.
En Colombia, estamos ayudando a los niños a formar un escuadrón vanguardista de genios técnicos que ofrezcan servicio de computadores en nuestras escuelas.
Nuestro objetivo es fomentar el sentido de pertenencia de las comunidades, a partir de las asociaciones público-privadas para financiar las escuelas y proyectos. Nuestra fórmula ideal es obtener 40 por ciento del financiamiento del gobierno nacional, regional o local, un 30 por ciento de los fondos privados del país, y 30 por ciento donados por los EE.UU..
Ya somos reconocidos a nivel nacional en Colombia por nuestros innovadores programas educativos.